El rajado o splitting de los cítricos. Primeros síntomas en la variedad Navel Lane Late campaña 14-15

Síntomas y consejos para su corrección
Departamento Técnico Garanfruit | 13/12/2014

Los ingenieros de www.garanfruit.com han detectado los primeros síntomas de rajado del fruto o splitting en las variedades de segunda estación pertenecientes al grupo navel. Como consecuencia de ello queremos recordar la importancia de esta afección y la estrategia que ejercen los tratamientos preventivos y su eficacia, pero para ello debemos conocer en primer lugar sus principales características y sintomatología.

Este fenómeno es conocido desde antiguo en las zonas citrícolas desde hace más de 100 años. El rajado o splitting consiste en un agrietamiento de la corteza, generalmente a partir de la zona estilar y hasta la zona ecuatorial, aunque puede afectar a cualquier zona de la misma. En España es frecuente observarlo en las variedades de naranja “W. Navel, Navelina, Navel Late y Navel Lane Late”, en variedades de mandarina, “Oronules y Marisol” mandarinas híbridas “Clemenvilla, Ortanique, Fortune o Murcott”.

En el caso de plantaciones jóvenes esta incidencia suele agrietar los frutos, reduciendo notablemente su incidencia cuando llega a su fase adulta o plena producción, como es el caso de la clementina Oronules y alguna de sus mutaciones, o las naranjas Navelinas y Navelate o Navel Lane Late.

Por lo general los frutos se rajan cuando todavía no han iniciado el cambio de color, y en algunas variedades de recolección tardía como la naranjas dulces Navelate o Navel Lane Late este rajado se produce una vez superada la maduración.

En los frutos cítricos el crecimiento de la corteza y el de la pulpa se rigen por mecanismos distintos, siendo el momento máximo rajado el coincidente entre la disminución de espesor de la corteza y el aumento de los segmentos internos de la pulpa, que rompen por presión la corteza originando el rajado.

Numerosos científicos han demostrado que niveles bajos en potasio (K) en la planta aumentan el porcentaje de frutos rajados y que una eficiente fertilización potásica aumenta el espesor y consistencia de la corteza de las naranjas y clementinas.

La aplicación foliar de nitrato de calcio (Ca(NO3)2) a concentraciones del 2% durante los meses de Junio o Julio reducen la incidencia de la alteración, y por ello en las parcelas donde la incidencia del rajado es mayor deberemos de considerar la utilización de este tipo de abono.

En el caso de los híbridos como Clemenvilla la utilización de ácido giberélico a 20 ppm con mezclas de nitrato de calcio al 2% es donde mayores resultados se han obtenido.

En resumen:

Las medidas que debemos tomar para disminuir la incidencia del rajado o splitting en el caso de parcelas donde la afección sea un problema deben ir encaminadas a dos factores fundamentales:

Especiales

Síguenos en las redes sociales

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y así facilitar tu navegación. Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento.
Aceptar
Con esta suscripción recibirás gratuitamente en tu correo nuestra publicación cada vez que lancemos una nueva edición
Nombre
Mail
Idioma de suscripción
  • castellano
Acepto los términos y condiciones descritas aquí
CERRAR
Buscar noticias
Palabras
Sólo se considerarán palabras de 3 o más letras.
Dónde
Título
Subtítulo
Resumen
Texto
Selecciona las partes de la noticia donde recuerdas que están las palabras a buscar.
Fecha de publicación
Desde:
Hasta:
Indica las fechas aproximadas de publicación de les noticies que estás buscando.
Resultados